7 Mitos sobre la alimentación de tu bebé

¡Las mujeres embarazadas siempre saben que comer y que no! Incluso una vez que nace el bebé el régimen sigue siendo cosa fácil durante la lactancia. Sin embargo, la transición de la lactancia a las papillas y alimentos sólidos puede ser un poco confusa con toda la información nueva y mucha gente opinando a nuestro al rededor. 

A pesar de que existen muchas opciones en cuanto al tipo de alimentación que puedes escoger para tu bebé, nos gustaría dejar en claro algunos mitos sobre algunos alimentos y sus realidades en cuanto a los beneficios que pueden producir en la alimentación:

MITO # 1: Evitar los alimentos grasos.

Según esto los bebés no deberían comer  productos grasosos como el aguacate, leche entera o lácteos en general. Esto es un mito, no es cierto. La dieta general de un bebé necesita de grasa, tanto la leche de fórmula como la materna contiene una gran cantidad de grasa saludable o “buena”. La grasa como los ácidos grasos son súper importantes para un buen desarrollo cerebral. Muchos padres prefieren evitar el aguacate ya que contiene mucha grasa pero la grasa que contiene es benéfica para la salud. Se llaman Monoinsaturadas y ayudan a mantener un buen nivel de colesterol, mantienen el corazón saludable y disminuyen las probabilidades de enfermedades cardiacas y cáncer. ¡Así que no le tengan miedo!

MITO # 2: ¿Comida comercial vs. comida casera?

rsz_shutterstock_287130626El mito sobre la comida de bebé comercial y cómo ésta es mucho mejor en comparación a la casera por los lineamientos de seguridad e higiene olvidan que a pesar de estos lineamientos los estudios han identificado que en promedio consumimos de 1 a 2 libras de insectos sin saber que lo estamos haciendo.

Estos lineamientos no pueden proteger cada alimento, pues para ser considerado un problema debe alcanzar cierto nivel de plaga por lo tanto ¡alguno que otro animal se escapa en nuestra comida!; es preferible eso a que toda la comida se contamine de químicos para eliminar estas plagas, ¿o no?.

Asimismo, el plástico que se utiliza para sellar los botes de comida para bebé son poco higiénicos y en algunos casos ciertos alimentos pueden contener pesticidas o químicos no deseados. Así que en realidad, se corre el mismo riesgo con la comida para bebé preparada que la casera. 

MITO # 3: Frutos rojos y las alergias.

Supuestamente no debemos alimentar a un bebé antes de que cumpla un año con arándanos ya que les pueden provocar alergias como lo hacen las fresas. Este mito no toma en cuenta que a pesar de que ambos se consideran frutos rojos, el arándano, no pertenece a la misma familia que las fresas, grosellas y moras, que producen alergia.

MITO # 4: Vitamina A en alimentos naranjas.

bebe comiendoConsumir en exceso alimentos “naranjas” puede producir una sobredosis de vitamina A. Efectivamente, es cierto que este tipo de sobredosis se puede dar, pero normalmente viene de un suplemento alimenticio. Las verduras como la calabaza, zanahoria, camote, etc…contienen Beta-Caroteno, un tipo de vitamina que no ocasiona sobredosis ya que en el momento de la digestión se convierte en un elemento inofensivo, antioxidante y promueve mejor visión.

Es más si notan un tono ligeramente naranja en las palmas de las manos, suelas de los pies y en algunos casos en la cara después de alimentar a su bebé con estos productos . ¡NO se alarmen, es perfectamente normal!

Este tono naranja puede existir en la leche materna si la mujer ingiere este tipo de alimentos. Para que el niño corra peligro el tono en la piel es más hacia amarillo que naranja.

MITO # 5: Comprar “jugo para bebé”

Otro mito común es que los jugos para bebé son mejores que los otros. Esto tampoco es cierto, en realidad es mucho más saludable comprar jugo 100% natural de la fruta que prefieras siempre y cuando no tenga ingredientes agregados o azúcares. Siempre hay que leer las etiquetas de los alimentos que estamos comprando. Que un producto sea “para bebé” no significa que sea mejor o diferente al de adultos.

Este tip también es bueno para comprar salsas o purés de fruta como manzana.

MITO # 6: “A mi bebé no le gusta la comida sólida o la que le preparo”

Es normal que a un bebé no le guste de inmediato la comida sólida. Tanto de marca como casera. Normalmente toma entre 15 y 21 intentos con un alimento nuevo antes de poder determinar si al bebé le gusta o no. Primero debe acostumbrarse a la variedad de sabores, acuérdate que todo es nuevo para tu bebé y luego sabe si le gusta o no.

MITO # 7: No congelar el plátano o el aguacate

No hay razón por la cual no se deberían de congelar estos alimentos. En caso de que se vuelvan ligeramente cafés, no deben preocuparse es una parte natural del proceso de oxidación y maduración. Con este aspecto sigue siendo perfectamente saludable.

Cada persona reacciona de manera distinta a ciertos alimentos. Así que si estás pensando en cambiar la alimentación de tu bebé siempre es recomendable hablar con el pediatra.

Recuerda que si deseas pedir algún producto para tu bebé, lo puedes hacer con nosotros por Rappi, que te acompaña día tras día en su cuidado y el tuyo. 

pañales banner-05Boton-01 (1)

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres un regalo?

Escribe tu email y recibe un regalo (IMPRESIONANTE) en tu email al instante para pedir por Rappi. Lo tendrás en tu casa en menos de 45 minutos. 

Mil gracias! Recibirás un email en breves momentos.