Historias de Rappitenderos

Category

Somos Rappitenderos: Gané el Alleycat y soy Rappitendero

José Alejandro Navarrete Silva tiene 28 años, nació en la CDMX, hace tres años que se volvió ciclista, acaba de ganar el alleycat y es Rappitendero. Comenzó jugando en la calle por qué le parecía divertido. Eventualmente el ciclismo se volvió una gran alternativa al transporte público. “Es una opción mucho más económica y ahorra mucho tiempo para trasladarse en una ciudad con un tráfico tan caótico como el de esta ciudad”. En las calles empezó a tener pequeñas competencias...

Diario de Rappifavores IV: El traductor.

Desde hace unas cuantas semanas estoy trabajando en la zona de la ciudad de México, Santa Fe. Desde que empecé  todo parecía ser rutinario y normal, eso es hasta que me volví un traductor. Me toco llevar algunos pedidos de comida, dos o tres de tienda express y algunos rappifavores. Lo bueno de los Rappifavores, es que nunca sabes que esperar y así fue como di con uno de mis clientes preferidos. Una vez le llevé un pedido a la...

La historia de Jorge Bustamante. ¡Un atleta Paralímpico en Rappi!

¡No siempre contamos con la fortuna de decir que estamos trabajando con un súper atleta Paralímpico! Aunque todos nuestros Rappitenderos siempre nos descrestan con sus habilidades y atributos, este personaje en especial del cual les hablaremos, sobresalió con su experiencia deportiva y amor al deporte. Aprovechamos que estamos en “mood” deportivo y en los Olímpicos 2016, para contarles su interesante historia… Nuestro protagonista se llama Jorge Bustamante y esta historia no empieza en 1986 en Medellin, Antioquia cuando nació, sino cuando cumplió...

Diario de Rappifavores III: sexualidad a domicilio.

Resulta que para mi primera vez haciendo un Rappifavor me tocó una de las mejores experiencias; me refiero en un sentido cómico ya que fue de las situaciones más incomodas en las que me he encontrado en este trabajo; sin embargo, al cliente lo que pida. Quiero pensar que la chica, cuyo pedido atendí, estaba igual de incomoda que yo. Así que sin más por el momento les platico la historia: el sábado por la tarde me tocó atender mi...

Diario de Rappifavores I: Un juego inesperado de Póker

¡Ser Rappitendero es uno de los mejores trabajos que he tenido hasta la fecha! No sólo significa llevar el supermercado, comprar algunas cervezas y refrescos, palomitas para la noche de películas o salvar una noche de despecho llevando un helado o chocolates. Existen un sinnúmero de cosas que podemos hacer…en algunos casos pueden volverse tareas muy divertidas y los clientes te pueden sorprender con sus pedidos locos e inesperados. Al final del día, ¡son ellos los que vuelven nuestro trabajo tan divertido! El hecho...