Emprendimiento local para el mundo CEO Rappi

Uno de los mayores problemas de las grandes ciudades es el valor del tiempo. Cada vez más las personas dejan de lado la rutina y empiezan a buscar diferentes maneras de ahorrar este recurso que, como se dice popularmente, “vale oro”. Adiós a las filas, queremos todo fácil, rápido y a menor precio. ¿Eso es posible?

Buscamos soluciones a este interrogante y empezamos a construir una respuesta. Así fue como surgió Rappi, una compañía que tiene por objetivo facilitar la vida en la ciudad mediante una apuesta por la innovación en procesos simples para tareas rutinarias como hacer mercado en minutos con los mejores precios, pedir comida a domicilio en los restaurantes de tu zona (hasta los que no tienen domicilios), conseguir efectivo o satisfacer un antojo.

Cuatro emprendedores colombianos decidimos meterle la ficha a un sueño. Para llegar hasta donde estamos obtuvimos recursos de inversionistas en Silicon Valley, entramos a formar parte de “Y Combinator”, cerramos la ronda de inversión más grande de Latinoamérica y hoy expandimos nuestra operación en ciudades como Medellín, Barranquilla, Cali, Bogotá y en Ciudad de México.

Un año después de la creación de Rappi puedo afirmar que somos mucho más que una aplicación; somos un centro comercial gigantesco donde el consumidor puede conseguir lo que se desea. Hemos registrado un crecimiento entre el 40% y 50% mensual con la capacidad de acercar el consumidor a cualquier tipo de producto o servicio en un mismo lugar, sin tener que desplazarse. Trabajamos para darles a nuestros usuarios lo que quieren en el menor tiempo posible de la mano de nuestros Rappitenderos quienes son los encargados de complacer los antojos y solicitudes que diariamente recibimos.

En Colombia somos temerosos de pensar en grande, estamos acostumbrados a seguir modelos internacionales, cuestionamos nuestras propias iniciativas y nos creemos el cuento de no estar a la altura. La realidad es que sí somos capaces de eso y de mucho más; con Rappi superamos los 160.000 pedidos mensuales, algo jamás logrado por compañías similares en Estados Unidos o Europa. Con la entrada de la cuarta revolución industrial cada vez es más fácil desarrollar este tipo de ideas y convertirlas en un factor positivo en la vida de las personas que respondan a las problemáticas actuales, y que la simplifiquen.

Apoyar  el talento colombiano puede ser un cliché, pero si no creemos ni valoramos los esfuerzos del país seguiremos dependiendo de las grandes industrias. Soñar en grande y fomentar la creación de empresas con valor agregado puede ser la clave para igualar las dinámicas internacionales. Un ejemplo claro es la creación del Team Startup fomentado por el MinTIC, del cual somos parte, un equipo conformado por la nueva generación de startups colombianas con proyección internacional, que está convencido de que compararnos sin temor con los mejores nos dará mayor competitividad y mayor desarrollo e innovación. No podemos quedarnos en lo posible. Ir más allá, responder a necesidades básicas y lograr una gestión eficaz son el primer paso para lograr desarrollos que trasformen la vida de las personas. Estamos convencidos de que sí es posible.

Para leer la noticia original, has click aquí.

Boton-01 (1)

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *