5 exfoliantes caseros y naturales para la cara y el cuerpo

La exfoliación es un proceso mediante el cual, naturalmente o con ayuda cosmética, se realiza una renovación celular al eliminar las muertas. Este proceso se utiliza para mejorar el aspecto de la piel que puede verse afectada por el sol, el acné, el hollín y polución a la que está expuesta en el día a día.

Esta limpieza es un paso importante en el cuidado de la piel, sobre todo en las partes que están más expuestas como la cara, los brazos y las piernas o para las zonas ásperas como los codos, las rodillas y los talones. Sin embargo, se aconseja no abusar de estos tratamientos, pues se podrían generar irritaciones y lesiones en la piel.

En el mercado se ofrecen diferentes productos para este fin, sin embargo, la mayoría de ellos vienen cargados de químicos y otros materiales que podrían generarte alguna reacción alérgica. Por esta razón, te traemos 5 rectas de exfoliantes que podrás prepara en casa con ingredientes sencillos y naturales.

¿Cómo se aplican los exfoliantes?

Los exfoliantes se aplican con un masaje superficial en forma circular para estimular la circulación en la piel de la zona elegida, lo que ayudará a eliminar las células muertas y limpiar los poros contaminados. Si vas a realizar una exfoliación de todo el cuerpo, se aconseja comenzar por las extremidades y dirigirlo hacia el corazón para ir en favor de la circulación. Al terminar el masaje, retira los productos con abundante agua tibia.

Después de este proceso, la piel queda receptiva para tratamientos posteriores, por lo que se recomienda hacer una hidratación con algún producto. De igual forma, como se ha retirado una pequeña capa de células de la piel, debes aplicarte protector solar y protegerte de la exposición al sol para evitar que se manche tu piel.

1 – Bicarbonato y limón para eliminar la grasa

Si tienes piel grasosa, debes tener en cuenta que los aceites y cremas aumentarán la grasa de tu piel. Para eliminar el cebo se recomienda usar elementos cítricos para neutralizarla.

Este exfoliante a base de bicarbonato y limón te ayudarán en el propósito de tener una piel menos brillante y saludable.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de bicarbonato
  • El zumo de un limón

Preparación:

Mezcla los ingredientes hasta forma una pasta y utilízala inmediatamente.

Aplicación:

Lava tu cara con agua tibia y con un jabón de PH neutro para preparar la piel y con el rostro aún húmedo, aplica la masa con movimientos suaves y circulares. Deja actuar por 15 minutos y retira con abundante agua tibia y luego utiliza un gel refrescante para finalizar el tratamiento, como por ejemplo aloe vera.

Si tienes piel delicada, ten cuidado con esta preparación, pues el cítrico y el bicarbonato podrían causar irritaciones. Para hacerla menos abrasiva, reemplaza el bicarbonato con azúcar y aplica de la misma forma.

2 – Exfoliante de café y azúcar para reducir la celulitis

La cafeína reactiva la circulación sanguínea y evita que se generen depósitos de grasa debajo de la piel. Por esta razón, el café es un ingrediente perfecto para realizar una exfoliación corporal completa.

Para que el tratamiento sea más efectivo, podrás realizarlo después de pasar un tiempo en el sauna o turco, tu piel absorberá mejor los ingredientes de tu exfoliante.

Ingredientes:

  • 200 gramos de café molido
  • 5 cucharadas de azúcar morena
  • 6 cucharadas de aceite de oliva o crema de manos

Preparación:

En un recipiente, mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta.

Aplicación:

Realiza el procedimiento en la ducha, pues te será más fácil y cómodo aplicarte el exfoliante. Realiza masajes circulares desde las extremidades hasta el pecho. Deja actuar por 20 minutos y retira con una ducha de agua tibia.

3 – Hidrata y exfolia al mismo tiempo con miel

Si tienes piel seca, la miel es un ingrediente natural que te ayudará a darle suavidad y devolverle el brillo natural. Por sus grandes beneficios, la encontrarás en muchos productos de belleza, así que utilízala y dale nueva vida a tu rostro.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel
  • 3 almendras molidas
  • El zumo de medio limón

Preparación:

Comienza por triturar en una picadora o un procesador de alimentos las almendras, luego añade los demás ingredientes y mezcla hasta formar una pasta.

Aplicación:

Prepara tu rostro lavándolo con agua tibia y un jabón de PH neutro, luego aplica la mezcla con movimientos circulares. Asegúrate de incluir la zona de los labios, les vendrá muy bien una hidratación.

Deja actuar el exfoliante por 15 minutos y retira con agua tibia. Seca tu rostro y aplícate tu hidratante de rutina.

4 – Clara de huevo para eliminar puntos negros

Los molestos puntos negros aparecen cuando la grasa y la suciedad se van acumulando en los folículos y van taponando los poros de la piel. Al endurecerse, generan una textura un poco antiestética, pero con esta mascarilla podrás hacerte una exfoliación y eliminarlos fácilmente en casa.

La clara del huevo contiene nutrientes que harán más tersa tu piel y, además, te ayudará con la flacidez de la piel. Con solo este ingrediente podrás darle nueva vida a tu piel.

Ingredientes:

  • La clara de un huevo
  • Pañuelos de papel o papel higiénico
  • Preparación:

En un bowl y ayudándote con un tenedor bate la clara de huevo.

Aplicación:

Comienza por lavarte la cara con agua tibia para abrir los poros. Con una brocha, aplica una capa delgada concentrándote en las zonas donde más grasa se acumula como la frente, la nariz o los pómulos.

Sobre la capa de clara de huevo, coloca dos hojas finas del papel higiénico o los pañuelos de papel y repite el proceso. Deja actuar por 30 minutos y cuando el exfoliante esté completamente seco, retira los pedazos de papel hacia arriba y enjuaga con agua tibia e hidrata tu piel.

5 – Cáscaras de naranja para aclarar la piel

La exposición constante al sol y a la polución van oscureciendo tu piel. Así mismo, las células muertas que se quedan sin retirar le dan tonos más oscuros a zonas como las axilas, los codos, las rodillas y la ingle.

La piel de la naranja es rica en antioxidantes, lo que te ayudará en la eliminación de los radicales libres de la piel dejándola más fresca, saludable y radiante.

Ingredientes:

  • Cáscaras de 2 naranjas
  • 150 mililitros de leche

Preparación:

Pon las cáscaras de las naranjas al sol hasta que estén completamente secas, luego tritúralas en la licuadora hasta formar un polvillo. En un recipiente, hidrata el polvillo con leche hasta formar una crema y tu preparación estará lista para usarse.

Aplicación:

Lava muy bien la zona que deseas aclarar y aplica la crema, déjala secar y retira con abundante agua. Repite a diario para ver mejores resultados.

 

¡Pide por Rappi lo que necesites para tu rutina de belleza!

Si te animas a consentir tu piel con uno de estos exfoliantes caseros, asegúrate de tener todos los ingredientes a la mano. Pide a través de la página web o de la App lo que necesites para que tu piel quede radiante que nosotros corremos por ti. Te hacemos la vida más fácil.

Boton-02

Si quieres aprender más rutinas para cuidar tu piel y tu cuerpo, quizás te interese conocer nuestro artículo sobre cómo hacer las mejores mascarillas caseras para la cara y el pelo.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *