¿Cómo hacer un postre de guanábana? 3 recetas fáciles

La guanábana es una fruta tropical, conocida también como Corazón de la india o masamba y es muy próspera en el continente americano especialmente en los climas cálidos y húmedos. Se caracteriza por ser una excelente fuente de vitaminas, en especial la C, y de minerales como el hierro, el magnesio y el potasio.

Beneficios de la guanábana

Por ser alto en fibra, la guanábana te ayudará a combatir el estreñimiento, a disminuir la presión arterial, a aliviar molestias estomacales como la gastritis y las úlceras y hasta a disminuir el insomnio. Además, es una fruta recomendada para las personas diabéticas pues contiene fibras que evitan que el azúcar aumente rápidamente en el cuerpo.

Si te sorprenden todos los beneficios que tienen la guanábana para el cuerpo, anímate a preparar estas 3 recetas en casa, y no botes las hojas, con ellas podrás hacer un té relajante.

Mousse frío de guanábana con salsa de moras

Este postre deleitará a todos por su cremosidad y dulzura y para prepararlo solo necesitarás 4 ingredientes y muy poco tiempo para hacerlo. Toma nota:

Ingredientes:

  • 1 taza de pulpa de guanábana
  • 1 tarro de leche condensada
  • 1 tarro de crema de leche
  • 2 sobres de gelatina sin sabor
  • 200 gramos de mora
  • 100 gramos de azúcar

Preparación:

Para la salsa de mora, colócalas en una olla con el azúcar y cocínalas hasta que estén blanditas y la salsa comience a espesar, luego retíralas del fuego y déjalas enfriar. Posteriormente agrégalas a licuadora y macéralas, después cuélalas para conseguir una salsa sin grumos, y finaliza agregándole uno de los sobres de gelatina sin sabor previamente disuelto en un poco de agua a temperatura ambiente.

En un molde vierte la salsa de moras, espárcela por toda la superficie y llévala a refrigerar. Mientras tanto, para preparar el mousse, disuelve el otro sobre de gelatina sin sabor en un poco de agua a temperatura ambiente, luego, agrégala a la licuadora con la leche condensada y la crema de leche. Comienza a licuar a baja velocidad y agrega de a poco la pulpa de la fruta hasta obtener una consistencia cremosa pero no demasiado pesada.

Retira el molde con la salsa de la nevera, vierte la mezcla y llévalo nuevamente a refrigerar por 3 horas. Desmolda cuidadosamente sobre un plato y sirve a tu gusto.

Quesillo de guanábana con caramelo

Con este flan podrás deleitar a tus amigo y familiares. Puedes también hacerlo al baño maría en el horno.

Ingredientes

  • 1 taza de pulpa de guanábana
  • 1 taza agua
  • 1 leche condensada
  • 4 huevos
  • 4 cucharadas azúcar para el caramelo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

Comienza por preparar el caramelo, para esto, en una sartén coloca el azúcar y mójala ligeramente con una cucharada de agua y déjala cocina a fuego medio hasta que tome un color café claro. Agrégalo en un molde de flan, espárcelo para que cubra toda la superficie interna y déjalo enfriar a temperatura ambiente.

Mientras tanto, licúa la pulpa de la guanábana con el agua hasta que se forme una pasta, luego agrega los huevos, la leche condensada, la esencia de vainilla y bate hasta que los ingredientes se unan. Agrega la mezcla en el molde con el caramelo y lleva a cocinar al horno a 350 grados centígrados por 45 minutos, verificando con un palillo que esté correctamente cocido en el centro.

Desmolda tu postre, deja enfriar y sirve a tu gusto.

Pie con base de galletas Ducales

La costra crocante de galletas en este postre deleitará tu paladar con sabores dulces y ácidos. Toma nota de los ingredientes que necesitarás para su preparación.

Ingredientes:

  • 190 gramos queso philadelphia
  • 360 gramos leche evaporada
  • 387 gramos de leche condensada
  • 100 gramos mantequilla
  • 1 taza pulpa de guanábana
  • 1 paquete galletas Ducales

Preparación:

Para la costra, comienza por triturar las galletas ducales hasta hacerlas polvo, luego vierte sobre ellas la mantequilla derretida y revuelve hasta formar una pasta. Utiliza un molde desmontable y esparce las galletas presionándolas con una cuchara para compactarlas, después llévalo al horno por 10 minutos para que se endurezca.

Mientras está la base, mezcla en la licuadora los demás ingredientes: la pulpa de la guanábana, la leche condensada, la leche evaporada y el queso philadelphia. Retira el molde del horno y vierte la preparación sobre la base y lleva nuevamente a hornear a 250 grados centígrados por 30 minutos.

¿Sin ingredientes para prepararlos? Rappi te los lleva en minutos

Si te quedaste sin guanábana en tu refrigerador, ingresa a nuestra página web o nuestra App y pídela en la sección de Supermercado. En minutos Rappi te llevará la mejor y más fresca fruta hasta la puerta de tu casa. Corremos por ti.

Boton-02

Si en vez de la guanábana prefieres otra fruta, en este artículo podrás aprender 3 recetas de postres de fresas fáciles y sencillos para hacer en casa

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *