Aprende cómo hacer leche condensada en casa fácil y rápido

La leche condensada es el acompañante perfecto de postres, gelatinas, tortas, galletas, salpicones y malteadas. Es un producto lácteo dulce que contienen una gran cantidad de vitaminas, entre ellas la D que ayuda en la absorción y fijación del calcio.

Como lleva azúcar en su preparación, es un producto alto en calorías, perfecto para quienes realizan actividades de alto rendimiento o de desgaste físico pues es revitalizante, sin embargo, se recomienda el consumo moderado en aquellas personas de vida sedentaria para evitar el aumento de peso.

¿Qué es la leche condensada?

Este producto resulta del proceso de reducción de la leche, la cual se expone a altas temperaturas hasta conseguir que el agua que contiene se evapore y los azúcares que la componen se caramelicen un poco. Dependiendo del tipo de leche que se utilice para realizarla, el proceso puede tardar más, pues algunas contienen más líquido que otras.

Después de realizar este proceso, la leche condensada se puede guardar durante mucho tiempo en la nevera o congelada siempre y cuando esté en un envase muy bien tapado.

¿Cómo preparar leche condesada en casa?

Si a la hora de servir el postre te quedaste sin este ingrediente podrás prepararlo fácilmente tu mismo en unos cuantos pasos.

Ingredientes:

  • 250 gramos de leche en polvo
  • 200 mililitros de agua
  • 350 gr. de azúcar blanca
  • 60 gramos de mantequilla
  • Una cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

Nota: Si no tienes leche en polvo, podrás reemplazarla por 750 mililitros de leche líquida y eliminar de los ingredientes el agua.

Preparación:

En una cacerola mediana a fuego bajo, agrega los ingredientes y mezcla constantemente. Si usas leche en polvo, al principio verás cómo se forma una capa espesa y con grumos, sigue revolviendo que éstos desaparecerán cuando la mezcla tome más temperatura.

Es importante que la leche no hierva para evitar que se cocine, por eso, sigue batiendo la mezcla por unos 20 o 30 minutos hasta conseguir una consistencia espesa.Ten en cuenta que, si utilizas leche líquida, el proceso podría tardar alrededor de 45 minutos y una hora pues el proceso de preparación es más lento y toma más tiempo que espese la preparación.

Luego retira del fuego y déjala reposar, verás que mientras se enfría, se vuelve aún más espesa. Guárdala en un frasco con tapa y refrigérala.

Condensada casera para veganos

Si eres de los que no consumen alimentos de origen animal, solo debes remplazar la leche líquida o en polvo por una de origen vegetal y podrás preparar leche condensada vegana para que puedas agregarla a tus postres sin remordimiento.

Podrás utilizar leche de soja, de coco, de almendras, de avena, de arroz o la de tu preferencia. Debes tener en cuenta a la hora de la preparación que, dependiendo de la cantidad de proteínas, sólidos o grasas que contengan estas leches la preparación tendrá color, sabor y textura diferentes, pero con excelentes resultados.

Por ejemplo, las leches altas en proteínas como la leche de soja, o la de almendras, tendrán un color más amarilloso y su proceso durará menos tiempo. Por su parte las leches altas en grasas como la de coco, contiene muchos más sólidos, por lo cuál el proceso de evaporación será más corto y tendrá una textura más cremosa y elástica.

¿Te antojaste? Pide los ingredientes por Rappi

Preparar leche condensada casera es muy fácil. Anímate a probar esta receta y no te preocupes si no tienen los ingredientes completos en tu despensa, en Rappi corremos por ti y te los llevamos en minutos hasta tu casa.

Ingresa a nuestra página web o a App y pide lo que necesites. Te hacemos la vida más fácil

Boton-02Visita nuestro artículo sobre cómo preparar 3 recetas de postres fríos fáciles, económicos y sin hornear a los que podrás agregarle la crema de leche que prepares.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *